lunes, 6 de septiembre de 2010

Paris III: el ovillo



"En pleno contento precario, en plena falsa tregua, tendí la mano y toqué el ovillo París, su materia infinita arrollándose a sí misma, el magma del aire y de lo que se dibujaba en la ventana, nubes y buhardillas"

Rayuela, Julio Cortázar



2 comentarios:

i (latina) dijo...

¿Y hay tantas nubes y buhardillas como dicen?
ahora, así las dos cosas juntas, me resultan antagónicas (buhardillas para ver desde lo alto, nubes para no ver lo alto)

Clara dijo...

Hay muchas buhardillas (desde las que aún no miro) y muchas nubes. Pero aquí las nubes son altísimas, como si estuvieran en suspensión por algún tipo de electricidad estática, pegadas al cielo. Las nubes son lo alto.