martes, 3 de mayo de 2011

aretusa




"Así asediada, un sudor frío cubre mis miembros y gotas caen azuladas por mi cuerpo; allí donde poso el pie de su arroyo mana un lago y por mis cabellos se extiende el rocío. En menos tiempo del que hace falta para contarlo me veo transformada en manantial. Pero el río, que reconoce en esas aguas su deseo, deja su apariencia humana y vuelve a sus corrientes para mezclarse en mí, conmigo."

Ovidio, Metamorfosis, Libro V, Aretusa







3 comentarios:

i (latina) dijo...

Qué delicado y qué ''bonito'' es este texto, ''en menos tiempo del que hace falta para contarlo''...tenías razón en eso de poder sentirnos cercanas, fíte tú, a Ovidio.

Marta dijo...

¡Precioso! Hace tiempo que me interesa el mito de Aretusa, tengo un decadracma suyo adquirido en Sicilia... gracias por este fragmento :)

Clara dijo...

ilatina, no sé si había visto alguna vez este comentario. Ovidio es modernísimo. Y te siento cerca (eso ya está enraizado).

Marta, gracias por pasarte. El fragmento es una traducción descuidada del francés (no encontré buenas traducciones en castellano y una perfecta en francés, ya ves). Ese mito, las aguas que se encuentran (obviando que Aretusa estaba poco de acuerdo con la cosa...).